jueves, 27 de septiembre de 2012

Todos los brotes verdes están en mi terraza...

En mi casa tengo un balcón, orientado al este, en el que me esfuerzo en conseguir que prosperen algunas plantas. Me recompensa ver crecer algo fruto de mi esfuerzo y disfruto cada día unos minutos de algo hermoso y simple. 

Mi empeño no ha dejado de provocar chanzas en mi entorno, dado mi flojo curriculum de jardinera, pero no me desespero, busco plantas sencillas, resistentes, de temporada y ahí sigo cada día, con más moral que el Alcoyano.

Este verano, mientras estaba de vacaciones, el sol de agosto achicharró un par de jardineras en las que tenía cilantro y petunias, y cuando volví aquello parecía un solar. Así que nada, las cambié de sitio, poniéndolas a la sombra, quité las ramitas resecas y las hojas mustias, eché un poco de fertilizante y, sin perder la esperanza de que las raíces hubieran resistido, seguí regándolas con regularidad.

Y mira por donde, hace unos días vi que efectivamente, había vida en las macetas y empezaban a asomar, tímidamente, nuevas hojas en las dos.

Bueno, el caso es que coincidió con el (último) anuncio del señor Draghi de que el Banco Central Europeo procedería a comprar deuda de los países de la Unión Europea en apuros, (entre los que destacamos de manera notable) y al tiempo que brotaban mis macetas, la prima de riesgo se relajaba.

Ya está, me dije, ya han llegado los famosos "brotes verdes" que nos anunciaron hace más de dos años...  

No era verdad. A continuación al señor Mas se le apareció Moisés y decidió entrar en la historia de los libertadores, a los "demócratas" se les ocurrió tomar la calle y asaltar el Congreso, el señor Rajoy se fue a Nueva York para no verlo, Apple cambió los mapas de Google por los de Hansel y Gretel y los auditores de JP Morgan se van asustados ...

Así que, decididamente, todos los brotes verdes están en mi terraza... ¿será porque para conseguirlos hay que cambiar, limpiar, escardar, abonar y regar.. o sea trabajar, en vez de seguir esperando o decirles a las plantas que broten?

Un poco de música para pensarlo. Preludio BuxWV 148 de Dietrich Buxtehude en el órgano de la catedral  de Ribe (Dinamarca)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dedicar tiempo a leer y comentar mi blog.
LEC